Tomar consciencia de los “cisnes negros”

¿Cuánta  información y avisos debemos de recibir para identificar las señales de que las cosas no van bien y considerar que la economía puede entrar de nuevo en colapso a pesar de que los indicadores a corto sean aparentemente positivos?

El economista Nassim Taleb desarrolló la “teoría de los cisnes negros” en su libro “El Cisne Negro, impacto de lo altamente improbable”. Según Taleb, la complicada psicología del ser humano propicia que cuando las cosas van bien el subconsciente se niega a dar importancia a determinadas señales que pueden implicar que un hecho desencadene consecuencias negativas.

Muy recientemente la prensa va publicando breves noticias sobre indicadores que nos deberían poner en alerta, pero parece que no hay consciencia de ello hasta que vuelva a suceder otra debacle. Previamente a la crisis financiera mundial del 2009 algunas consultoras, como Absolute Strategy Research, ya alertaron de indicadores claros sobre lo que se avecinaba. Hace tres meses se publicaba en La Vanguardia que la consultora Absolute Strategy Research, especializada en la detección de “cisnes negros” en el mercado financiero, ha identificado por primera vez desde 2009  signos de alarma que podrían generar un grave problema en el sistema financiero mundial. http://www.lavanguardia.com/economia/20180630/45487093086/cisne-negro-riesgos-bancos-crisis.html

Hace también unas semanas El País publicaba otro artículo sobre los “cisnes negros” en la economía de nuestro país.
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/09/03/mercados/1535992661_441246.html

Previamente a estas alertas que se publican, han habido y hay actualmente otras de otro tipo, como por ejemplo  las astrológicas.  Elevando el nivel de consciencia podemos  identificar estas señales y ponerlas en su adecuado contexto más fácilmente. Existen personas, empresarios y directivos  altamente competentes y  muy bien formados que se abren a una multi- diversidad de conocimientos: tecnológicos, cognitivos y de inteligencia emocional, pero también a un auto-conocimiento profundo y a cualquier tipo de conocimiento que pueda ser trascendente, aunque no visible o tangible. La grandeza de espíritu y del Propósito requiere de la sabiduría y grandeza a la hora de abrirse al conocimiento de todo aquello que pueda sernos útil a nosotros y a los demás , aunque no siempre sea parte de la ortodoxia.  Nos lo cuenta Josep Guarch.

Artículo escrito por Josep Guarch .

Astrólogo Humanista, estudios en la Faculty of Astrological Studies of London, profesor invitado en Instituto Mount Vernon en Santiago de Chile, miembro de SEDIBAC. Más de 30 años ayudando a encontrar su Propósito real en la vida a empresarios, emprendedores, profesionales y personas en busca de respuestas.

Tomar consciencia de los  “cisnes negros”

Por Josep Guarch

Hace años, leí en una revista de economía un anuncio que llamó mucho mi atención: “Buscamos altos ejecutivos de signo Capricornio. No es por ningún tipo de discriminación; no importa raza, sexo, lugar de procedencia… nuestra empresa ha constatado que son los más efectivos”. Dicho anuncio era de una multinacional holandesa.

De entrada, puede que uno se sorprenda ante dicho anuncio; no obstante, este es un hecho más común de lo que podríamos creer. Y en especial en grandes empresas multinacionales que esperan una selección certera de su personal más ejecutivo. Durante años, las grandes empresas han utilizado la Astrología como una herramienta esencial para garantizar una expansión lo más fructífera posible; no solo para la selección de su personal, sino también a la hora de elegir el momento más indicado para inaugurar una filial; o incluso para elegir el lugar más indicado para expandirse.

Estamos acostumbrados a ver la Astrología como una herramienta centrada en el análisis personal. Y sí, sin lugar a dudas, no creo que exista hoy por hoy una herramienta que permita adentrarse a un nivel tan profundo y de forma tan objetiva, en la personalidad de un ser humano. Cualquier persona que haya accedido a la lectura profesional de su Carta Natal, lo habrá podido constatar a nivel personal.

Pero al Astrología tiene muchas más ramas y aplicaciones de las son comúnmente conocidas. De ahí que podamos ver la Astrología aplicada en el mundo de la empresa.

Entiendo perfectamente que cualquier empresario pueda preguntarse ¿qué puede ofrecerme el conocimiento astrológico? O ¿En qué puede mejorar mi proyecto empresarial con la participación o colaboración de la sabiduría Astrológica?…

Pues bien, la aportación ya puede darse desde un buen principio: cualquier elemento, hecho, circunstancia… que tenga un momento de inicio, y por tanto: una fecha, hora y lugar, dispone de una Carta Astral. De manera que, no se trata de ninguna superstición elegir el momento más indicado para dar por inaugurado un determinado proyecto; dado que la Carta Astral de dicho proyecto, puede perfectamente suponer su éxito o fracaso; o que lo veamos progresar en poco tiempo o que sea necesario superar un sinfín de dificultades hasta ver el proyecto consolidado. De manera que, indudablemente que se trata de una elección libre: uno puede dejar que sea el destino quien decida las posibilidades de una determinada empresa; o puede servirse de herramientas como la Astrología, que pueden adentrarse de forma anticipada en los entresijos del destino.

Esta técnica astrológica, se ha venido denominando Astrología eleccional. Puede que pocas personas conozcan el hecho histórico de la participación de un Astrólogo colaboracionista con el ejército aliado a la hora de elegir el famoso día D, el desembarco de Normandía, que marcó el principio del final de la segunda Guerra mundial. Si tuviésemos el conocimiento de hasta dónde participa el conocimiento astrológico, seguramente a más de uno le dejaría totalmente desconcertado. Durante siglos, la Astrología ha sido la herramienta elegida para ofrecer una mayor proyección de aquellos proyectos que uno pretende que perduren en el tiempo, superando cualquier dificultad que se presente en el camino.

Una vez puesto en marcha el proyecto, es posible hacerle un seguimiento para ver en todo momento cuál es la estrategia a seguir. Durante esta crisis tan terrible que estamos viviendo, y que no va a terminar, por mucho que se pretenda, hasta dentro de una década (como poco), me he encargado de asesorar a muchos empresarios, la manera de poder mantener a flote su empresa en tiempos de tempestad; ahí siguen con su empresa… de manera que, creo que conseguimos el propósito.

Pero como todo, hace falta hacer un buen estudio, llevado a término por un buen profesional. Es necesario un buen conocimiento y experiencia en dicha rama astrológica para obtener buenos resultados. No obstante, elegir un buen momento celeste para iniciar un proyecto empresarial; elegir un buen equipo siguiendo sus respectivas Cartas Astrales… no exime de la responsabilidad de inversión y buena gestión del proyecto. Por muy buenas que sean las perspectivas para presentarse a un examen, si el alumno no estudia, va a suspender!.

No todo depende del cosmos… por supuesto! Aunque el cosmos sí tiene mucho que decirnos para facilitar el éxito de nuestro proyecto empresarial. Estamos ante un momento de la historia en el que vamos a ver grandes cambios en relativamente poco tiempo (tema que desarrollaré en siguientes artículos). Hemos llevado al límite los recursos de nuestro planeta Tierra, para conseguir un feroz crecimiento. A estas alturas de la vida, dudo mucho que un proyecto que no obtenga el beneplácito de Neptuno y Plutón pueda progresar durante muchos años. Ellos son la llave para poder mantenerse en el tiempo. Lo que significa, que todo proyecto debe tener como base la CONSCIENCIA… y esto no excluye que un empresario pretenda ganar dinero y crear una enorme riqueza; pero no a costa del planeta ni de la mayoría de seres humanos. Todo proyecto impulsado con la idea de beneficiar al máximo de personas posibles sin amenazar a nuestro planeta, tendrá su beneplácito.

Plutón entró en Capricornio en 2008, justo al inicio de la crisis; dado que Plutón desencadena crisis allí donde entra; y como Capricornio gobierna la economía capitalista/materialista podemos entender el motivo por el que se ha desencadenado en este momento y no en otro. No es nada extraño que haya sido una crisis tan demoledora, si entendemos que Plutón no entraba en Capricornio desde 1762, un período económico de 250 años.

Dicho planeta va a permanecer en Capricornio hasta 2023. De manera que, aquellos que crean que la crisis ya ha terminado, desconocen que Plutón no dará por terminados sus efectos sobre la economía actual hasta dicha fecha. Hasta entonces, para obtener su beneplácito, hará falta tener una visión empresaria más humanista; de acuerdo a las características de Acuario, el signo al que va a ingresar en 2023.

En enero de 2020, Saturno y Plutón van a coincidir en Capricornio. Un hecho que no se daba desde hace quinientos años concretamente desde 1518. Hasta a mí me resulta difícil de prever lo que van a desencadenar con su encuentro. No obstante, sí tengo claro que nos van a mandar un mensaje muy claro: hay que ser muy poco inteligentes para pretender levantar de nuevo un sistema que nos ha llevado a la quiebra; y más sin hacer los cambios oportunos…

Saturno gobierna el signo de Capricornio; en estos momentos, dicho planeta está situado en su propio signo. Dado que Plutón entró en Capricornio en 2008 y no lo abandonará hasta 2023; esto significa que van a coincidir en el espacio en enero de 2020. Sería como decir que Saturno está “auditando” el estado del mundo con relación a la crisis que Plutón inició en 2008. Cuando ambos planetas se encuentren, Saturno le “trasladará” a Plutón todo aquello que todavía queda por demoler, para que el cambio que la humanidad precisa en este momento, se haya realizado. De manera que, a Plutón le quedarán tres años más, para concluir su trabajo de “refundación” de la economía mundial.

Podríamos retroceder a 1518 para ver lo que sucedió en el mundo ante dicha conjunción planetaria; no obstante, no sería del todo válido, ya que han pasado demasiados años como para poder realizar un traslado directo de circunstancias. Además, cabe añadir que Plutón fue descubierto en 1930; de manera que, aunque si se dio dicha conjunción, los humanos todavía no éramos conscientes de ella. Por tanto, habrá que prepararse para pasar la auditoría de Saturno y esperar que en enero del 2020, los cimientos no se tabaleen.

Sin un cambio de paradigma, lo único que uno puede esperar de Neptuno y Plutón, es un suspenso!.

La entrada de Neptuno en su propio signo en 2012 implica la necesidad de un cambio de conciencia a nivel global; y claro está, también a nivel empresarial.

¡EMPIEZA EL CAMBIO AHORA MISMO!

CONTACTA CON NOSOTROS
Y TE AYUDAREMOS